Día del trabajo y comercio justo

En el marco del día internacional del trabajo es de vital importancia reconocer los esfuerzos que cada trabajador y trabajadora brindan en su industria para satisfacer las demandas de los ciudadanos, y más allá de ello, reivindicar los derechos sociales quienes prestan su trabajo para garantizar nuestro bienestar.

La historia de la humanidad se ha logrado escribir gracias al esfuerzo brindado por las y los trabajadores, que, pese a sus inmensas contribuciones para el desarrollo social en todo el mundo, se han encontrado con obstáculos y limitantes que van desde el esclavismo en épocas remotas, hasta la explotación laboral en tiempos recientes. Estas dificultades obvian una de las problemáticas propiciadas por el sistema comercial, pues no se piensa a los trabajadores como seres libres y sujetos de derechos, si no que se prioriza la producción y el trabajo por encima de sus garantías individuales.

Por ello, es urgente repensar y replantear las relaciones de consumo desde una perspectiva humana y comunitaria. El comercio justo es un movimiento que parte de la idea de respetar el trabajo y la dedicación de trabajadores y productores, y por medio de prácticas sostenibles apoyarlos para poder competir en el mercado moderno.  Esta forma de pensar las relaciones de trabajo se orienta hacia la sostenibilidad, compartiendo vínculos directos con la conciencia ecológica y el respeto hacia los derechos humanos.

El comercio justo se rige a partir de 10 principios universales:

1)     Mejores oportunidades para productores y trabajadores desfavorecidos

2)     Trasparencia y responsabilidad social

3)     Prácticas comerciales justas

4)     Pago justo por el trabajo prestado

5)     Prohibición del trabajo infantil y del trabajo forzado

6)     No discriminación, equidad de género y libertad de asociación

7)     Buenas condiciones de trabajo

8)     Desarrollo del talento humano

9)     Promoción del comercio justo

10)  Respeto al medio ambiente

El comercio justo comenzó a gestarse en 1940 como una alternativa al sistema comercial convencional. Dentro de esta práctica se busca priorizar a trabajadores y pequeños productores para estrechar las diferencias sobre la demanda frente a las grandes industrias. A partir de ello, cientos de agricultores, artesanos, campesinos y labradores cada vez tienen más oportunidades de participar en el mercado moderno.

 El comercio justo, como un sistema de comercio con perspectiva humanista, pone como prioridad la sostenibilidad social, económica y ambiental. Dentro del mercado se busca que los trabajadores cuenten con oportunidades justas y equitativas y, con el ánimo de que se reconozca el esfuerzo detrás de sus producciones, se busca otorgar un pago socialmente justo por los productos y servicios provistos.

En nuestro país el comercio justo está comenzando a ganar terreno, y cada vez más comerciantes de café, miel y cera de abeja, azúcar, caña y cientos de distintos productos forman parte del mercado gracias a la organización y trabajo comunitario. En Nakú Nana priorizamos las practicas socialmente responsables, por lo que buscamos proveerte opciones de comercio justo, con el objetivo de darle visibilidad al trabajo de los productores locales y que tu adquieras siempre un producto con la calidad y seguridad que necesitas. Así que cuando compras en Nakú Nana, apoyas al comercio justo de nuestro país, además de tener una excelente calidad en tus productos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: